Si acabas de empezar con tu negocio online y estás más perdido que Paquirrín en una biblioteca, tengo algo para ti.

Ese «algo» puede marcar la diferencia entre seguir saltando de curso en curso sin avanzar de donde estás o empezar a mover el culo para captar clientes.

Estoy hablando de una mentoría individual para ayudarte a arrancar de una vez con tu negocio.

Abriré las puertas en breve, ya que en abril tenemos que estar empezando.

Eso sí,  te aviso que la mentoría tiene dos pequeños inconvenientes.

Para ti, para mí ninguno.

El primero de ellos es que habrá pocas plazas, muy pocas.

Solo admitiré a 10 personas.

Las 10 primeras que se reúnan conmigo en cuanto abra la mentoría y les encaje mi planteamiento.

El segundo inconveniente es que seré yo el que decida si entras o no.

Te tocará convencerme de que te cobre y de que trabajemos juntos.

Para enterarte del comienzo de la mentoría te lo pongo muy fácil: te suscribes a mi lista y en unos días te avisaré para que veas lo que te propongo.

Cuando leas mi propuesta, si te interesa, concertamos una reunión y vemos si puedo ayudarte.

Es por aquí:

Recuerda, solo hay 10 plazas.

Y serán para los 10 primeros que lleguen y me convenzan.